La anemia ferropénica es la anemia más frecuente en España, entre un 4-5% de las mujeres en edad fértil presentan anemia y más de un 12% de adolescentes y lactantes sufren esta carencia de hierro. Las causas que pueden desembocar en una anemia ferropénica son múltiples.

Aporte insuficiente de hierro en la dieta

La dieta juega un papel fundamental y en este sentido unos malos hábitos alimenticios pueden favorecer la aparición de este tipo de cuadros. Una persona adulta pierde 1 mg/día de hierro, por lo que para mantener un balance estable, se deberá absorber la misma cantidad. Una dieta normal contiene de 10 a 20 mg de hierro, absorbiéndose tan solo un 10%. De ahí la alta probabilidad del balance negativo en la edad fértil de la mujer, por las pérdidas durante la menstruación, durante la infancia y en el embarazo, situaciones todas ellas en las que las necesidades aumentan, pudiendo aparecer el déficit de hierro con o sin anemia, ya que una dieta normal puede no aportar el suficiente hierro para mantener el equilibrio.

Pérdidas patológicas:

El sangrado digestivo crónico es una causa frecuente de anemia ferropénica. Este tipo de hemorragias suelen producirse por la toma de aspirinas, antiinflamatorios, corticoides, etc. Las hernias hiatales, diverticulosis, hemorroides, también son causa de hemorragias crónicas y por tanto de pérdida de hierro.

En otras ocasiones el déficit de hierro es por una mala absorción. Estos pacientes toman una dieta rica en hierro pero su organismo no lo absorbe como ocurre en pacientes con gastrectomías parciales o totales, enfermedad inflamatoria intestinal, enfermedad celíaca (causa relativamente frecuente de anemia ferropénica).

Como hemos comentado la dieta es la principal fuente de hierro. Todo el hierro del organismo proviene de la alimentación. Por eso, es necesario tomar de forma habitual alimentos ricos en hierro, para mantener un balance positivo de este mineral. Pero no todo el hierro de los alimentos es igual. El hierro presente en alimentos de origen vegetal como cereales y legumbres tiene baja biodisponibilidad (algunos alimentos como las lentejas tienen excesiva fama de riqueza en hierro). Incluso en carnes y pescados el contenido en hierro es relativamente bajo. Esto hace que en situaciones donde las necesidades están aumentadas (adolescentes, mujeres en edad fértil, lactantes) sea conveniente un aporte adicional de hierro en forma de complemento alimenticio. Estos complementos alimenticios aportan la cantidad de hierro diaria recomendada, evitando que las reservas de hierro disminuyan.

Si no se consume suficiente hierro las reservas van disminuyendo poco a poco apareciendo finalmente la anemia ferropénica, que es la manifestación clínica más frecuente de la carencia de hierro. El primer estadio del déficit de hierro será la hipoferritinemia (disminución del hierro almacenado), el segundo la ferropenia y el tercero la anemia ferropénica. El objetivo será pues, tomar complementos alimenticios que nos aporten el hierro necesario para evitar la depleción del hierro almacenado.

Ningún alimento contiene concentraciones suficientes de hierro para poder recuperar el hierro perdido en caso de estados de carencia del mismo. El tratamiento debe realizarse por vía oral con preparados de hierro y durante períodos prolongados.

En conclusión:

Para prevenir estos estados carenciales sería aconsejable la toma de un complemento alimenticio como puede ser Ferro 20 que aporta la cantidad diaria recomendada de hierro y ácido fólico, aportando vitamina C que mejora la absorción del hierro, de esta forma mantenemos nuestros depósitos de hierro en las mejores condiciones evitando una posible anemia ferropénica.


Si no recuerda sus datos de acceso escriba la dirección de correo electrónico con la que se registró en nuestra web y se los enviaremos por email.
CORREO ELECTRÓNICO
GRUPO FARMASIERRA le solicita a través de este formulario sus datos identificativos profesionales, para darle de alta como persona facultada para prescribir o dispensar medicamentos, con el fin de obtener información sobre nuestros productos y servicios (según legislación vigente por la que se regula la publicidad de los medicamentos de uso humano).
NOMBRE
APELLIDOS
CORREO ELECTRÓNICO
CONTRASEÑA
N° DE COLEGIADO
ESPECIALIDAD
MÉDICO FARMACEÚTICO
Deseo recibir el boletín con las novedades de Farmasierra
Acepto las condiciones legales
Para poder acceder a esta zona de acceso restringido el profesional sanitario deberá registrarse utilizando el formulario de registro creado a tal efecto. Para registrarse el profesional sanitario deberá facilitarnos, como requisito imprescindible, una cuenta de correo electrónico válida y deberá elegir un password.

En cualquier caso, el usuario responderá de la veracidad de los datos facilitados y se presumirá que el que nos ha hecho llegar los datos es el titular de los mismos.
Si desea recibir el Boletín de Grupo Farmasierra con las últimas novedades en productos y actividades de nuestra empresa y las últimas noticias del sector farmaceútico, por favor, indíquenos su dirección de correo electrónico.
CORREO ELECTRÓNICO
Si desea dejar de recibir el Boletín de Grupo Farmasierra, por favor, indíquenos la dirección de correo electrónico donde lo recibe.
CORREO ELECTRÓNICO







• Diríjase hacia el nordeste en Plaza de Castilla hacia la Calle de Mateo Inurria, gire a la derecha, y continúe por la Calle de los Caídos de la División Azul. Gire a la izquierda en la Avenida de Pío XII, tome el ramal e incorpórese a la Calle 30.

• Continúe por la A-1 (indicaciones para A-1 / Alcobendas / Burgos).

• Salga por la salida 26, recorra 600 metros por la vía de servicio, y llegará a la entrada de Farmasierra al pasar la Gasolinera GALP.

• Diríjase hacia el oeste por la M-111 durante 2,3 km (unos 3 minutos) hasta la rotonda, y tome la segunda salida por el ramal M-13 en dirección A-1/M-12. Manténgase a la izquierda en la bifurcación para continuar en dirección Autovía M-13/M-13 e incorporarse a la Autovía M-13/M-13.

• Tome la salida 0A hacia la Autopista Eje-Aeropuerto y manténgase a la izquierda en la bifurcación. Siga las indicaciones hacia la R-2/Zaragoza/M-50/Burgos/A1, e incorpórese a la Autopista Eje-Aeropuerto. En la siguiente rotonda, tome la primera salida por el ramal A-1/E-5 en dirección Burgos, e incorpórese a la E-5/A-1.

• Salga por la salida 26, recorra 600 metros por la vía de servicio, y llegará a la entrada de Farmasierra al pasar la Gasolinera GALP.